Salmo 2:4-6 NVI

“El rey de los cielos se ríe; el SEÑOR se burla de ellos. En su enojo los reprende, en su furor los intimida y dice: He establecido a mi rey sobre Sión, mi santo monte”. Salmo 2:4-6 NVI

La rebelión es algo muy serio y muy antiguo.

Su creador, motivado por un orgullo desmedido no consideró todo lo que estaba arriesgando perder cuando decidió rebelarse.

Un tercio de la inmensa multitud de poderosos ángeles se dejó llevar por esa desbocada locura y terminaron sufriendo la derrota más grande de la historia celestial.

El orgullo insano les hizo pensar que tenían alguna posibilidad de colocarse por encima de su creador pero la realidad pronto les hizo ver que el resultado era todo lo contrario a lo que ellos esperaban alcanzar.

El hombre también cayó en el mismo error y hasta el día de hoy vive su vida en franca rebelión hacia su creador.

De continuo hace las cosas que a Dios no le agradan como retándole a la batalla.

Las malas noticias para estos retadores de oficio es que su rebeldía será prestamente juzgada y la sentencia que recibirán no será de su agrado.

No te preocupes por los malvados porque ellos están transitando un sendero que los lleva directamente a su total destrucción.

Deja de rebelarte contra Dios y preocúpate de mantenerte fiel a Dios y de no apartarte del recto camino que él ha preparado para ti.

Te librarás de muchos dolores y penurias.

No dejarás de encontrar obstáculos en tu camino pero éstos serán fáciles de superar porque cuentas con la ayuda y protección de aquel que tiene las llaves que abren y cierran todas las puertas del universo.


Amén.

Related Posts
Previous
« Prev Post