Salmo 4:3 NVI

“Sepan que el SEÑOR honra al que le es fiel; el SEÑOR me escucha cuando lo llamo”. Salmo 4:3 NVI

Hay personas que cuando se ven acorralados y sin salida piensan que con sólo clamar a Dios, éste se aparecerá como un genio liberado de una botella para concederles la salvación y tres deseos.

Estas son personas egocéntricas y totalmente confundidas por el orgullo y la altivez.

Ellos creen que Dios existe sólo para resolver sus problemas.

Es cierto que Dios escucha el clamor de los que acuden a él pero se requiere que hayamos sido fieles a Dios para contar con esta bendición.

La fidelidad a Dios va más allá de expresiones verbales vacías y carentes de sinceridad.

Sólo manteniendo una estrecha relación con Dios es que podemos alcanzar ese nivel de confianza que nos permite asegurar que Dios nos escucha cuando lo llamamos.

Busca a Dios en todo momento, mantente en continua comunicación con él y verás prontas y adecuadas respuestas a tus necesidades.


Amén.

Related Posts
Previous
« Prev Post