Salmo 5:9 NVI

“En sus palabras no hay sinceridad; en su interior sólo hay corrupción. Su garganta es un sepulcro abierto; con su lengua profieren engaños”. Salmo 5:9 NVI

Hay personas a quienes les ha tocado ejercer un liderazgo pero lo han hecho basado en la mentira y el engaño.

Ocultan su propia incapacidad con arengas de cambio social pero en el fondo nada tienen que ofrecer al pueblo hambriento y desempleado excepto sus edulcoradas promesas vacías.

Algunos de ellos hasta se inspiran y se apoyan en nuestro Señor Jesucristo como si él hubiese mentido alguna vez en su vida.

Lo único que los motiva es el disfrute del poder y se aferran a él por cualquier medio legítimo o ilegítimo, usualmente lo último.

El pueblo que por tanta agresión ha caído en la desesperanza se aferra a sus mentiras porque desconocen otra salida.

Sólo Dios puede darnos la verdadera libertad, la verdadera paz y la verdadera prosperidad.

No busquemos ni esperemos de los hombres lo que sólo Dios puede darnos.

Pongamos nuestra fe y nuestra esperanza en el único que puede darnos una respuesta y una solución.

Si ponemos nuestras esperanzas en una persona saldremos defraudados y frustrados.

Busquemos el rostro de Dios y su presencia nos concederá el aliento que tanto necesitamos para enfrentar las dificultades y los problemas.


Amén.

Related Posts
Previous
« Prev Post