Salmo 5:12 NVI

“Porque tú, Señor, bendices a los justos; cual escudo los rodeas con tu buena voluntad”. Salmo 5:12 NVI

Se dice que una persona es justa cuando actúa con apego a la justicia.

En el esquema diseñado por Dios para los hombres, la justicia se logra cuando las actuaciones y decisiones que se toman están en línea con la ley de Dios.

En términos generales, justo es todo aquel que vive buscando cumplir la ley de Dios.

Ahora bien, en lo particular, todos sabemos que es imposible cumplir la ley de Dios en su totalidad dado que el mapa genético del hombre contiene un gen común a todos los seres humanos que hace que al toparnos con una encrucijada entre el bien y el mal nos decidamos por el mal aún a sabiendas de que lo que estamos haciendo es lo incorrecto.

Por eso el apóstol Pablo cita los Salmos 14 y 53 del rey David cuando expresa…

“Así está escrito: No hay un solo justo, ni siquiera uno; no hay nadie que entienda, nadie que busque a Dios”. Romanos 3:10, 11 NVI

Para aclararnos que nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley.

Pero las cosas no se quedan ahí porque se abre una esperanza para la humanidad al saber que la justicia de Dios ha llegado por medio de la fe en Jesucristo, a todos los que creen.

Entonces todo aquel que ha puesto su confianza en Jesucristo y su obra redentora puede ahora considerarse justo con toda propiedad.

Y los justos son objeto de bendición y están protegidos por el escudo de la buena voluntad de Dios por lo que sabemos que todas las cosas han sido dispuestas por Dios para el bien de quienes lo aman y han sido llamados de acuerdo con su propósito.

¿Estás confiando en Cristo o en tus habilidades y destrezas?

¿Cómo te sientes más cómodo, con una buena cantidad de dinero en tu cuenta de ahorros o con la certeza de que Dios nunca te abandonará?

¿Tu justicia depende de tus buenas obras o de la obra redentora de Cristo Jesús?

La diferencia entre una y otra posición es importante y no debe ser tratada a la ligera.

Recuerda que Dios bendice a los justos y los protege con su buena voluntad.


Amén.

Related Posts
Previous
« Prev Post